AP

Después de ganar el Super Bowl el domingo pasado dos jugadores de los Patriots, Martellus Bennett y Devin McCourty, anunciaron que no aceptarían la invitación del presidente Donald Trump para visitar la Casa Blanca. Ambos jugadores dijeron que no estaban de acuerdo con sus políticas. Ahora cuatro jugadores más del equipo piensan rechazar la invitación del mandatario estadounidense.

El jugador Dont’a Hightower anunció este miércoles que no irá a la Casa Blanca. “Ya estuve ahí y ya lo hice”, le dijo a ESPN.

Advertisement

LeGarrette Blount por su parte dijo en el Rich Eisen Show este jueves que de ir no se sentiría bienvenido en la Casa Blanca.

Alan Branch dijo que prefiere celebrar con sus hijos en vez de Trump.

Advertisement

Chris Long, ala defensiva de los Patriots, publicó su rechazo en un tuit en respuesta a un artículo del New York Daily News que le pedía unirse a sus compañeros y no ir a la Casa Blanca.

Todos los jugadores que han rechazado la invitación son afro-americanos excepto por Long, un jugador blanco que también ha mostrado su apoyo hacia Colin Kaepernick y otros jugadores de la NFL que han usado su fama para protestar.

Advertisement

James White, el jugador que anotó el touchdown que le dio la victoria a los Patriots en tiempo extra, dijo en entrevista con Sirius XM NFL Radio que por el momento está evaluando si acepta o no la invitación de la Casa Blanca.

Es increíble pensar que estos jugadores de la NFL están protestando más que Lady Gaga.