AP

Las universidades en México parecen estar reaccionando ante la nueva ola de deportaciones que se avecina y los rumores de que el Presidente Donald Trump podría eliminar DACA, programa que permite que alrededor de 750,000 jóvenes indocumentados trabajen y permanezcan en Estados Unidos.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció recientemente que brindará apoyo a los indocumentados mexicanos que sean repatriados.

Advertisement

El rector de la UNAM informó que la institución envió una carta a 39 universidades en Estados Unidos con las que se tienen convenios para crear un “puente” de ayuda “en caso de que alumnos mexicanos se vean en dificultades para continuar sus estudios”.

La máxima casa de estudios de México también agilizará los “trámites excesivos” que dificulten la revalidación de estudios y la incorporación de estudiantes a sus aulas.

Advertisement

En enero el Presidente Enrique Peña Nieto anunció medidas dentro de la Secretaria de Educación Pública (SEP) para facilitar la revalidación de estudios en México.

Advertisement

La Universidad Iberoamericana (IBERO) por su parte anunció que otorgará 500 mil becas de hasta 100% para los mexicanos que sean deportados por el gobierno de Trump.

La IBERO informó que las ocho instituciones educativas que forman parte del Sistema Universitario Jesuita podrían dar asistencia a los deportados en distintas partes del país.

El rector de las universidades de Ciudad de México y Tijuana dijo que se fortalecerán los lazos con las redes de educación jesuita en Estados Unidos para coordinar la “integración de los connacionales que regresen a México deportados o por voluntad propia”.

Se espera que otras universidades como el Tecnológico de Monterrey y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) se unan a este tipo de iniciativas para becar y ofrecer asistencia financiera a los deportados.

Advertisement

Las preparatorias de México también podrían participar ya que muchos de los deportados pueden llegar con hijos adolescentes.

Las deportaciones son un problema que lleva décadas. Hasta ahora la sociedad y el gobierno han hecho poco. Pero Trump le ha dado visibilidad a los repatriados.

Advertisement

Los reportes de redadas ya han comenzado a surgir en todo Estados Unidos y han atemorizado a las comunidades de migrantes en todo el país.

Mientras tanto más redes de apoyo están surgiendo en México para facilitar la llegada de miles de personas que regresan despojados de su patrimonio, sus seres queridos, su vida.