Imagen de captura Besos Públicos.

CIUDAD DE MÉXICO – El artista mexicano Carlos Santos presentó el pasado fin de semana su obra “Besos Públicos”, una instalación multimedia que proyecta videos de parejas besándose afuera del Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México. Santos dice que su exhibición sirve como una respuesta artística a los comentarios ofensivos de Donald Trump. El artista quiere mostrar el lado amoroso de México y así combatir la retórica de narcotraficantes y violadores que promueve el presidente estadounidense.

La propuesta invitó a los chilangos, sin importar su edad u orientación sexual, a besarse en frente de una cámara. Más de mil parejas participaron en el proyecto.

“Trump nos dijo que éramos violadores. Los mexicanos no habían vivido un insulto directo así a nivel global”, dijo Santos durante la inauguración de su exhibición el sábado pasado. “Nos puso en el mapa como violadores y demás. Nos hizo cuestionar. No somos violadores. ¿Quiénes somos? Entonces me di cuenta de que iba a ser muy relevante un beso en el contexto social que vivimos”.

Advertisement

Advertisement

“Si Trump nos ve a los mexicanos como violadores, creo que es importante decirle al mundo lo que en realidad somos”, Celeste Bejarano, un artista que asistió a la inauguración, dijo durante el evento. “Yo creo que esto es México”.

Foto: Cortesía de Carlos Santos

“[Besarse en público] es algo bonito. Es algo que deberíamos hacer más seguido. Es un ejemplo para la juventud”, me dijo Maria de los Ángeles Paz Aragón, una madre de 41 años que participó en el proyecto junto con su esposo. Así fue como celebraron 16 años de estar casados. “Deberían de existir más cosas así”.

Advertisement

En unas semanas, Santos quiere llevar su proyecto a la frontera entre Tijuana y San Diego para grabar a parejas mexicanas y estadounidenses besándose. El artista asegura que a pesar de Trump el romance entre Estados Unidos y México sigue vivo.

Los artistas mexicanos tienen una larga tradición de usar la frontera como una fuente de inspiración para sus obras. En 1932, Frida Kahlo pintó un autorretrato sobre sus raíces indígenas y la industrialización en Estados Unidos– país que visitó con su esposo el muralista Diego Rivera.

Autorretrato en la Frontera entre México y Estados Unidos.

La presidencia de Trump está empujando a los artistas mexicanos a politizarse más. Hay varios creadores que mediante sus obras buscan protestar las acciones del mandatario estadounidense. Algunas personas están pidiendo recrear la obra icónica Running Fence del artista Christo en la frontera y un grupo de diseñadores publicó un concepto arquitectónico para un muro fronterizo de color rosa.

El artista y su esposa se besaron para el proyecto.

“Estamos tan inundados en mensajes de violencia, discriminación, e incertidumbre que de repente algo tan sencillo como un beso es relevante. Eso es lo poético de la obra”, subrayó Santos al hablar de los besos.

Advertisement

Las imágenes de “Besos Públicos” se encuentran en línea en la página de Facebook del artista Carlos Santos.