Las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari Facebook.

CIUDAD DE MÉXICO – En el imaginario popular el expresidente Carlos Salinas de Gortari es el polémico tecnócrata de mano dura que impulsó el neoliberalismo en México. Fue partícipe de grandes logros como la negociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte pero también de errores garrafales como la devaluación del peso en diciembre de 1994. Desde entonces la sociedad mexicana lo ha caricaturizado como una especie de Judas responsable de todos los males que acechan al país.

Al acabar su sexenio (1988-1994) Salinas se autoexilió en el extranjero y nunca más volvió a la política mexicana (al menos no de manera directa). Sin embargo, su personaje o mito ha encontrado una nueva vida en las redes sociales como un troll que se burla de sí mismo, la izquierda y los “chairos” – un término despectivo que describe a los jóvenes izquierdistas que denuncian al gobierno por cualquier cosa con un aire falso de superioridad liberal.

Meme de las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari.

“Salinas es la persona más odiada por la izquierda actualmente”, dice Jorge Garcés Laureano, un joven mexicano de 28 años que creó la popular página de Facebook “Las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari”.

Advertisement

Advertisement

El joven estudiaba en la Universidad Autónoma de Querétaro cuando le surgió la idea de satirizar al expresidente y convertirlo en uno de los trolls más famosos del internet mexicano. Cuenta que durante la elección presidencial de 2012 la mayoría de sus compañeros estaban a favor del eterno candidato de izquierda Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Estaba en la facultad cuando empezaron las elecciones y un grupo de amigos me pregunta, ‘¿Oye por quién vas a votar? Y les digo, ‘Pues por Peña Nieto’. Me empezaron a insultar. Eres un pendejo, eres un imbécil y tal, tal, tal”, me dice Garcés Laureano, quien viene de una familia de priistas y acabó apoyando al candidato que regresó a la “dictadura perfecta” a la presidencia.

Para muchos ser jóven y priista es una incongruencia. Sin embargo, Garcés Laureano insiste que él sí investigó las propuestas de los candidatos. Le cagaban todos los chavitos disque izquierdosos que sólo repetían frases de AMLO como “la esperanza de México” y “el cambio verdadero” sin saber nada sobre su visión de país.

Meme de las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari.

“Así fue cómo empecé a generar un interés [por la política]. Yo era el único priista que en ese entonces decía abiertamente que era priista porque todos los demás lo ocultaban. Había chavos debatiendo conmigo y me empezó a gustar esto”, dice Garcés Laureano en entrevista vía Skype. El joven trae puesta una camisa negra con la imagen del Presidente Thomas Jefferson sacando el dedo y abajo la palabra “estatismo” (filosofía política que aboga por un estado grande para generar cambios). Al igual que el famoso padre fundador de Estados Unidos, Garcés Laureano le gustaría ver un gobierno más reducido y limitado.

Advertisement

Advertisement

El joven dice que apoyó a Enrique Peña Nieto durante la elección y al inicio de su presidencia por sus propuestas como la Reforma Energética. Hoy admite que el “nuevo PRI” ha cometido muchos errores. Sin embargo, cree firmemente que en aquel entonces Peña Nieto era el mejor candidato con posibilidades reales de ganar.

Garcés Laureano primero creó la página “No al fanatismo izquierda” para burlarse de sus amigos y sus ideas liberales. Todos los días publica memes sobre algunos de los personajes más idolatrados de la izquierda mexicana como la periodista Carmen Aristegui.

Meme de las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari.

“Me encanta el sentido del humor. Siempre he sido una persona bromista”, me dice. “Entonces, los memes y la sátira de ideologías van muy de acuerdo a mi forma de ser”.

Garcés Laureano usa el humor para discutir la política y debatir sus ideas con sus cuates. Sin embargo, a través de las redes sociales, sus chistes llegan a una audiencia mucho más grande.

Advertisement

Su primera página ganó tantos seguidores que el joven quiso abrir otra. Estaba desilusionado con todos los políticos del momento y sentía nostalgia por los “grandes presidentes” del ayer. Aquellos mandatarios, quizás corruptos y violentos, que eran muy eficientes a la hora de actuar.

“La política de México ha llegado a lo absurdo en cuestión de los políticos que hoy nos representan. Hay muy buenos pero la mayoría no lo son”, afirma. “Se extraña a los políticos de antes, que eran académicos y tecnócratas. [Salinas] y el Jefe Diego son un gran ejemplo de ello”.

Advertisement

Para muchos Salinas fue el último de esos políticos temidos.

Meme de las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari.

“Sin importar si haya sido un buen presidente o un mal presidente, creo que ha sido uno de los presidentes más inteligentes que hemos tenido en la historia de México”, asegura Garcés Laureano.

Advertisement

Advertisement

Y así es como el “Satanás” de los chairos se convirtió en un troll.

“Cuando un grupo te ataca demasiado, te encabronas. Te empiezas a enojar. A muchos si veo que les da pena decir [que votaron por Peña Nieto] porque sienten que van a ser atacados”, dice Garcés Laureano. “Entonces si empiezas a crear grupos así que empiezan a oponerse a los otros, van a empezar a crecer con mucha más fuerza porque van a unirse y estas personas van a saber que ahora es nuestro tiempo”.

Meme de las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari.

Garcés Laureano eventualmente creó las páginas Lord Peña Hermoso Bebé, Las Aventuras de López Obrador, Veganchairos, y Femichairos (la cual Facebook cerró ya que la red tiene una política que “elimina contenidos con lenguaje que incita el odio”). Laureano sospecha que el grupo “Feministas Chilangas” reportó su contenido como algo ofensivo.

Advertisement

“Prefiero ser políticamente incorrecto pero ser honesto y decir las cosas como son”, me dice Garcés Laureano. “Este discurso de lo políticamente correcto es una excusa para censurar a aquéllos que no piensan de una cierta forma”.

Advertisement

Garcés Laureano es un troll conservador en un mundo virtual que tiende a ser más de izquierda.

Meme de las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari.

Recientemente un artículo publicado por el portal estadounidense Huff Post comparó las páginas de Garcés Laureano con el movimiento Alt-Right, un conjunto de grupos con una ideología de extrema derecha y tendencias machistas y racistas que apoyó a Donald Trump durante las elecciones en Estados Unidos.

Advertisement

El movimiento encabezado por varios supremacistas blancos es muy activo en las redes sociales. El meme más famoso del movimiento es Pepe the Frog (Pepe la Rana), una caricatura que se ha usado para difundir mensajes de odio y glorificar el fascismo.

Pepe la Rana.

Garcés Laureano, quien se autodescribe como un joven de centro-derecha, no está de acuerdo con la comparación. A fin de cuentas lo que pasa en México es más un chiste que un movimiento (cabe destacar que Trump empezó como un chiste y luego el chiste creció hasta convertirse en una realidad). El joven sí ve una conexión entre lo que está pasando en las redes sociales de ambos países: una tendencia a unirse y crear una comunidad virtual para reclamar y defender un espacio.

Advertisement

Advertisement

Los seguidores del Salinas de Garcés Laureano comparten su humor oscuro e irreverente, pero no necesariamente se están preparando para la llegada de un mesías ultracapitalista.

Meme de las Aventuras de Carlos Salinas de Gortari.

“Muchos dicen que [Salinas] era muy malo y muy diablo pero de verdad era muy inteligente”, me dice Marlon López Piña, un fan de la página. López Piña tenía 3 años cuando Salinas dejó la presidencia. No conoció al personaje real pero sabe todo acerca del ficticio. Su meme favorito es una fotografía de Salinas con el Papa Juan Pablo II que lee “Juan Pablo II con el rey de la tierra”.

Advertisement

Garcés Laureano dice que por ahora está planeando otra página para establecer un paralelismo entre el Chavismo en Venezuela y la izquierda mexicana. “Se va a llamar ‘No queremos que México sea una Venezuela’”, dice.

El joven no pide disculpas.

Advertisement

“No me gustaría estar con gente que piensa igual que yo. Es aburridisimo”, subraya. “Me gusta la polémica y ser polémico”.