AP

El joven indocumentado de origen mexicano de 23 años que fue detenido por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) a pesar de contar con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) por fin se ha liberado.

Daniel Ramirez Medina fue detenido junto con su padre el 10 de febrero en Seattle y se convirtió en el primer recipiente de DACA que fue arrestado durante las redadas de ICE bajo el nuevo gobierno de Donald Trump.

"SEATTLE, Washington, 28 de marzo, 2017- Hoy, Daniel Ramirez Medina, un recipiente de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (“DACA”), fue otorgado una fianza por un tribunal de inmigración durante una audiencia esta tarde. El juez de inmigración John Odell autorizó la liberación del Sr. Ramirez con una fianza de $15,000. El Sr. Ramirez será liberado del centro de detención de inmigrantes en Tacoma donde ha estado detenido desde el 10 de ferbrero.

Advertisement

Advertisement

Durante la audiencia, el Juez Odell escuchó el testimonio del Sr. Ramirez, quien explicó que es un padre joven y hermano muy trabajador que salió de las sombras para solicitar DACA".

Esto significa que Ramirez pasó casi 7 semanas en un centro de detención federal. El juez autorizó su liberación el martes mientras su caso sigue siendo procesando, según un comunicado de sus representantes legales.

La página web de BuzzFeed News informó lo siguiente:

Desde entonces [Ramirez había] solicitado una acción federal de hábeas corpus, buscando que el gobierno federal justifique su detención y pidiendo su libertad a la corte. El equipo legal de Ramirez- que incluye a investigadores legales notables, abogados de un despacho, y activistas de organizaciones sin fines de lucro- había pedido la liberación de Ramirez ante la corte federal mientras su caso sigue pendiente. El juez rechazó la petición, afirmando que el “medio para buscar su liberación debería suceder en el contexto de los procedimientos de su expulsión, que por su propia admisión, no se discuten aquí”.

Desafortunadamente, el caso de Ramirez solamente es uno de muchas detenciones y deportaciones que se han suscitado desde que Trump firmó sus órdenes ejecutivas contra las comunidades de inmigrantes indocumentados. Desde entonces, los funcionarios de ICE incluso han detenido a víctimas de violencia doméstica que buscan protecciones legales en los tribunales, a madres que se presentan para sus citas anuales con agentes de inmigración, y a otros recipientes de DACA.