AP

Puede que el muro fronterizo entre Estados Unidos y México que Donald Trump prometió construir todavía no sea una realidad. Sin embargo, eso no ha impedido que muchas compañías alcen la mano para intentar ganar la licitación del proyecto.

Decenas de compañías constructoras y despachos de diseño arquitectónico supuestamente han entregado sus propuestas para un muro que medirá casi 2,000 millas (3,218 km) de largo. La administración Trump no ha lanzado un comunicado oficial sobre las propuestas que el gobierno ha recibido. Sin embargo, el diario The San Diego Union-Tribune afirma que por lo menos 450 empresas ya han entregado sus modelos para el muro.

Advertisement

La convocatoria original del Departamento de Seguridad Interna (DHS) subraya que el muro debe resistir almádenas y otras herramientas. También señala que la estructura debe ser “estéticamente agradable” en el lado de Estados Unidos.

La compañía Gleason Partners propone construir el muro con paneles solares y así generar energía para los sensores y las cámaras de seguridad de la estructura. También propone financiar la construcción del muro mediante la venta de electricidad.

“Me gustaría que el muro se pudiera pagar por sí solo”, le dijo Thomas Gleason, un socio de la empresa, al noticiero NBC. Sin embargo, se calcula que el muro de Trump le podría costar miles de millones de dólares al pueblo estadounidense, a pesar de que el presidente sigue insistiendo que México lo pagará.

Advertisement

Advertisement

Michael Hari, del grupo Servicios de Seguridad para la Resolución de Crisis de Clarence, Illinois, ha propuesto un muro dos veces más alto de lo que sugiere DHS. Hari dice que su estructura serviría como una barrera para inmigrantes y a la misma vez una atracción turística. Contaría con un corredor de siete metros en la parte superior del muro. Es el espacio perfecto para cualquier persona que le interesa caminar por un monumento que simboliza el odio contra los extranjeros.

El Union-Tribune menciona que otro diseño del grupo Black Security Products LLC de Austin, Texas propone un espacio de cuatro pulgadas (10 cm) para permitir que los animales pequeños crucen la estructura.

Pero ninguna propuesta es tan descarada como la de Clay Industries. La compañía basada en Pennsylvania propone poner deshechos nucleares en zanjas de 100 pies (30.48 m) a lo largo del muro para evitar que los inmigrantes indocumentados se acerquen. La Associated Press informa que este muro también incluiría “una opción para convertir los deshechos nucleares en energía”.

Por lo menos un grupo propuso una frontera completamente diferente. El diseño conocido como “Otra Nación” busca transformar la frontera en un espacio verde habitado por mexicanos y estadounidenses.

Advertisement

Advertisement

No todos han publicado sus propuestas. El Union-Tribune señala que muchas empresas han decidido mantener sus diseños en secreto.

Según la AP, el Departamento de Seguridad Interna seleccionará a un grupo de finalistas que tendrá que construir un prototipo de 250 metros basado en su diseño.

Después se seleccionará a un ganador para colaborar con Donald Trump en la construcción de este penoso muro fronterizo.