Foto de Getty

La esperanza de vida de un ciudadano estadounidense varía en gran medida por el lugar en donde reside, afirma un estudio que se publicó este lunes. El estudio también señala que las discrepancias están aumentando.

El análisis publicado por el portal digital JAMA Internal Medicine subraya que el condado en el que vives puede disminuir—o extender—tu esperanza de vida por décadas. “Es dramático”, dijo Christopher Murray, uno de los investigadores, en entrevista con el noticiero NPR.

Advertisement

El estudio dice que las personas que residen en los condados con la esperanza de vida más alta pueden llegar a vivir hasta los 87 años. Sin embargo, los residentes en los condados con la esperanza de vida más baja fallecen aproximadamente a los 67 años. Es decir, hay una diferencia de 20 años.

Los condados con la esperanza de vida más alta usualmente son lugares con mucha riqueza y altos niveles de educación como el Condado de Marin al norte de San Francisco, California. Por el contario, las personas con la esperanza de vida más baja residen en las zonas más pobres de Estados Unidos.

Advertisement

Una animación gráfica del estudio muestra como la esperanza de vida en ciertos condados, especialmente en los estados de Dakota del Norte y Dakota del Sur, casi no mejoró durante el transcurso de la investigación (de 1980 a 2014).  El estudio subrayó que las zonas con poblaciones importantes de nativos americanos, particularmente los que viven en las reservas indígenas, mostraron tasas muy bajas de esperanza de vida. En estas áreas las discrepancias entre los nativos americanos y otros grupos de estadounidenses están bien documentadas.

“Super interesante. Vean los condados en Dakota del Norte y Dakota del Sur donde se encuentran las reservas indígenas . Me encantaría ver un mapa similar que sólo muestra las comunidades indígenas”.

Un nuevo estudio muestra que hay discrepancias significativas sobre la esperanza de vida de los estadounidenses dependiendo de donde viven”.