ICE

Las autoridades migratorias de Estados Unidos han desarrollado una nueva “solicitud de detención” que podría resultar en una nueva ola de arrestos de inmigrantes indocumentados.

Los funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) comúnmente envían las solicitudes de detención a las policías locales cuando les interesa detener a un preso que se encuentra en una cárcel local o estatal.

Advertisement

La vieja política le recomienda a los funcionarios de ICE emitir sus solicitudes de detención cuando un inmigrante indocumentado cuenta con antecedentes penales como un delito grave, más de tres delitos menores o si fueron encontrados ingresando de nuevo a Estados Unidos de manera ilegal después de ser deportados.

Pero ahora la nueva política de solicitudes de detención no incluye lineamientos detallados. Esto significa que ICE podría emitir las solicitudes a las agencias policiacas para cualquier “sujeto” que creen que sea “expulsable de Estados Unidos”.  La nueva política se pondrá en marcha el 2 de abril de 2017.

Advertisement

“La nueva política de solicitudes de detención es la última arma en la guerra de Donald Trump contra los inmigrantes y la constitución”, escribió Tania Unzueta, directora de asuntos legales y políticos de la organización política Mijente, en un comunicado enviado a Fusion.

Advertisement

Unzuenta subrayó que la nuevas solicitudes podrían ser usadas para mantener bajo arresto a cualquier persona que ICE sospeche de ser indocumentado.

ICE dice que desarrolló la nueva solicitud para cumplir con los requisitos del memorándum del Secretario de Seguridad Interna John Kelly. El plan de Kelly propone eliminar “las solicitudes de detenciones actuales y reemplazarlas con una nueva solicitud para mejorar la comunicación con las agencias policiacas que las reciben”.

La gran mayoría de los inmigrantes arrestados por ICE son transferidos por las policías locales gracias a las solicitudes de detención (no por las redadas que la agencia lleva a cabo). Entre 2014 y 2016, solamente uno de cada cinco de los 1,250 individuos detenidos y deportados cada semana fueron arrestados durante una redada.

Unzueta dijo que la nueva política de las solicitudes de detención “muestra la urgencia de transformar las prácticas policiacas para que menos personas caigan en la red de Trump”.

Advertisement

ICE respondió a una solicitud de información de Fusion para este artículo pero la agencia no explicó si la nueva política resultará en más detenciones.

ICE emite solicitudes de detención para extranjeros que han sido arrestados por cargos relacionados con delitos locales y para quienes ICE tiene una causa probable de creer que pueden ser expulsados de Estados Unidos una vez que sean liberados por la policía local. Cuando las agencias policiacas locales no cumplen con las solicitudes de detención de inmigrantes y liberan a verdaderos delincuentes, debilitan la habilidad de ICE para proteger la seguridad publica y cumplir con su misión.