ICE.gov

El nuevo listado del Departamento de Seguridad Interna (DHS) sobre “las acciones criminales cometidas por extranjeros y cualquier jurisdicción que ignora o no ha cumplido con la solicitud de detención de tales extranjeros” también incluye las nacionalidades de los inmigrantes que han sido arrestados.

El informe también conocido como el “Declined Detainer Outcome Report” menciona las ocasiones en que las solicitudes de detención emitidas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) fueron rechazadas por las autoridades locales entre el 28 de enero y el 3 de febrero de 2017. Estas solicitudes le piden a las policías locales que detengan a los indocumentados por más tiempo. Es una herramienta para que los agentes de ICE determinen si quieren arrestar a un inmigrante.

Advertisement

Según el informe que se publicó el lunes, ICE emitió 3,083 solicitudes de detención en esa semana, de las cuales solo se rechazaron 206.

El listado muestra que casi todas de las solicitudes de detención se dirigieron a inmigrantes provenientes de países latinoamericanos. Solo 5 de las solicitudes rechazadas eran para inmigrantes provenientes de países no latinoamericanos.

Advertisement

Casi 70% de los inmigrantes detenidos provienen de México y 26% de las solicitudes de detención eran para inmigrantes de Honduras.

Advertisement

142 (69%) de las solicitudes fueron rechazadas en el condado de Travis en Texas, donde la Sheriff Sally Hernandez ha implementado una política de no cooperar con las agencias de inmigración para proteger a los inmigrantes indocumentados en su jurisdicción.

Hernandez ha estado en conflicto con el Gobernador de Texas Greg Abbott desde que se aprobó la política santuario en el condado. A principios de febrero, Abbott decidió suspender un fondo de $1.5 millones de dólares para el condado de Travis después de que Hernández redujera los esfuerzos de colaboración entre su oficina y las autoridades federales migratorias.

“Texas actuará para terminar con las políticas santuario que ponen las vidas de nuestros ciudadanos en riesgo”, escribió Abbott en un comunicado el lunes.

La batalla entre ICE y las ciudades santuario acaba de comenzar.