Fox

La película Logan, el más reciente filme de la serie X-men, no es la típica historia de superhéroes.

Los mutantes están desapareciendo y Transigen, una empresa de tecnología biológica, se encuentra desarrollando un proyecto secreto para que las mujeres humanas den luz a un grupo de niños mutantes que eventualmente se convertirán en soldados del ejército estadounidense.

Advertisement

Gabriela, uno de los personajes del filme, narra cómo los niños fueron diseñados usando el material genético de mutantes muertos. Transigen cultivó la genética mutante para crear los espermatozoides que los científicos implantaron en los úteros de cientos de mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez, México.

Y el protagonista Logan, mejor conocido como Wolverine, debe cruzar la frontera para llegar a un santuario en el norte conocido como “Eden” y así salvar a su hija — una de las niñas mutantes diseñadas por Transigen.

Advertisement

Advertisement

La película es una alusión a las políticas migratorias del Presidente Donald Trump. En entrevista con MTV News, James Mangold, director de Logan y los guionistas Scott Frank y Michael Green afirmaron que se inspiraron en el discurso anti-migratorio de Trump para idear una trama que se centra en la frontera entre México y Estados Unidos.

“Esta idea de correr hacia la frontera canadiense para pedir ayuda [después de la elección], que parecía como una historia interesante en el momento, de repente se convirtió en algo no solamente conmovedor, sino algo verdaderamente preocupante”, le dijo el escritor Michael Green a MTV News. “Ahora nos encontramos en una era donde [la inmigración] ha sido demonizada”.

Fox

El filme utiliza al personaje de la hija de Logan para hablar sobre un futuro distópico de comunidades marginalizadas (específicamente las comunidades de inmigrantes latinos). Además muestra un Estados Unidos lleno de odio.

Logan y su hija también son perseguidos por un grupo de paramilitares contratados por Transigen. Estos mercenarios parecen representar a la patrulla fronteriza y a los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Advertisement

A lo largo de la película, estos hombres personifican las políticas migratorias de Estados Unidos. Arrestan a niños y los separan de sus padres. En el filme, Transigen también ve a estos niños mutantes como objetos, una fuente de fuerza laboral.

Fox

Los personajes en el filme también hablan sobre el “Incidente de Westchester”, una matanza accidental de humanos perpetrada por un mutante. La historia sugiere que este trágico evento cambió la percepción de los estadounidenses sobre los mutantes. Ahora existe una gran animosidad hacia estos seres.

Advertisement

Esto se podría interpretar como una referencia a los discursos públicos de Trump. Como candidato y presidente, Trump ha invitado a familiares de víctimas asesinadas por inmigrantes indocumentados para estigmatizar a millones de personas, tacharlas como criminales y así ganar apoyo para sus políticas anti-migratorias.

Durante su discurso ante el Congreso, el presidente estadounidense invitó a los familiares de tres personas que fueron asesinadas por inmigrantes indocumentados. Se aseguró que se sentaran a lado de la Primera Dama Melania Trump.

Advertisement

Trump insiste en describir a los inmigrantes como “bad hombres” y en implementar políticas contra el proceso de naturalización. Logan parece entrelazar estos temas.

Advertisement

El filme ha recaudado más de $263 millones en todo el mundo.

Ya se ha dicho mucho sobre como los creadores de cómics Stan Lee y Jack Kirby sin querer desarrollaron una metáfora mediante X-men para el movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos. El Profesor X y Magneto parecen aludir a personajes históricos como Martin Luther King Jr. y Malcolm X.

Y de la misma manera, Logan parece usar a los mutantes para plasmar las tragedias de las comunidades en la vida real que son marginalizadas y perseguidas.