Rafa Fernandez/FUSION

CIUDAD DE MÉXICO— Entre gritos de “¡Una cadena de amor!” y “¡Fuera Trump!” cientos de mujeres y hombres se reunieron el sábado 21 de enero en la embajada estadounidense de la Ciudad de México para sumarse a la Women’s March de la capital del vecino país del norte.

“Estoy aquí en solidaridad con todas las mujeres del mundo”, me dijo Lucia Ortiz, una joven artista. “Estoy aquí para decir ‘ya basta’, para pelear por nuestros derechos reproductivos, para la gente LGBT, para todos”.

“Aunque sea algo de Trump, aunque sea algo gringo, nos concierne a todos y a todas”, me dijo Stefanie Rubli, una joven de 26 años en las escalinatas del monumento al Ángel de la Independencia con una pancarta con la leyenda “Pinche Trump mi cuerpo es mío”.

Advertisement

Advertisement

Fue una marcha breve pero llena de color y solidaridad. “Respeta la existencia o espera resistencia” y “Deja mi cuerpo en paz” leían algunas pancartas. Love trumps hate (El amor se interpone al odio) y Protect Planned Parenthood (Protege al programa de Planeación Familiar) coreaba un grupo de extranjeras sobre la avenida con más historia en México, el Paseo de la Reforma. “Trump me cago en tu alma”, leía un pedazo de papel con plumón que una joven alzaba al aire.

Fuck the system that engendered Trump (A la chingada con el sistema que engendró a Trump), leía la pancarta de una manifestante que posaba en el Ángel junto a una quinceañera que seguramente no esperaba encontrarse con una protesta en el monumento que eligió para ser fotografiada con un característico vestido rosa.

Advertisement

“Todos los días vamos a la escuela y hablamos con nuestros estudiantes sobre cómo ser ciudadanos en este mundo, cómo ser compasivos y cómo emplear sus vidas y talentos para la justicia”, me dijo Mary, una maestra estadounidense que trabaja en México. “Estamos aquí para ser un ejemplo a nuestros estudiantes”.

En la marcha no faltaron los gritos contra el Presidente Enrique Peña Nieto, cuya popularidad va en picada, y las denuncias por los feminicidios en México. Pero la multitud se centró en atacar al Presidente número 45 de Estados Unidos; el empresario que desde el arranque de su campaña amenazó las reivindicaciones y los derechos de las mujeres.

Las manifestantes en la Ciudad de México también hicieron referencia a los escándalos de Trump. Algunas pancartas leían This pussy bites back (Esta vagina te muerde).

Advertisement

Para muchas de las manifestantes el nuevo gobierno en Estados Unidos representa un retroceso contra sus luchas históricas, como el derecho al aborto, el acceso a los anticonceptivos y la igualdad de género en los lugares de trabajo.

Las mujeres de México en el Paseo de la Reforma, un día después de la toma de posesión de Trump, se fundieron con todas las mujeres que inundaron las principales ciudades del mundo para plantarle cara a la nueva administración estadounidense –nuestros derechos  fundamentales ni se votan ni se negocian. Nos pertenecen.