Getty

Durante la administración de Obama hubo muchos avances en los derechos de la comunidad LGBTQ (matrimonio entre personas del mismo sexo, las leyes de adopción, leyes contra la discriminación). Ahora más estadounidenses que nunca se identifican como LGBTQ. Una encuesta de Gallup encontró que cerca de 10 millones de estadounidenses se identifican como LGBTQ — 8.25 millones más que hace cinco años.

Durante la campaña Donald Trump hizo comentarios y propuestas que deshumanizaron y amenazaron los derechos de las personas LGBTQ. En la guía de Fusion sobre cómo sobrevivir a Trump analizamos que podemos hacer para proteger a nuestras comunidades.

Lo que Trump quiere:

Trump dijo durante la convención nacional republicana en julio que haría “todo en [su] poder para proteger los derechos de los ciudadanos LGBTQ”. Pero su equipo de transición y los nominados de su gabinete revelan una historia muy diferente sobre las intenciones de su administración. El vicepresidente electo Mike Pence es famoso por pasar su propuesta de ley de “libertad religiosa” la cual permite a los negocios negarle servicios a las personas LGBTQ. Varios de los nominados al gabinete de Trump, incluyendo Betsy DeVos, Tom Price, y Ben Carson, tienen historiales anti-LGBTQ.

Advertisement

Trump también está supuestamente considerando nombrar a un juez a la Suprema Corte que refleje las posiciones anti-LGBTQ de su administración. En los últimos años la corte se ha distinguido por votar a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo y darle un revés a las políticas estatales republicanas que buscan prohibirlo.

Seguramente habrá batallas legales en las cortes al tratar de bloquear las propuestas de ley como “libertad religiosa” la cual está siendo considerada en 10 estados y las “leyes de baño” en contra de las personas trans en Carolina del Norte y Texas. Si estos casos llegan a la Suprema Corte o a cualquiera de las 92 cortes federales que serán dirigidas por los nominados de Trump, habrá menos oportunidades para promover los derechos LGBTQ.

Y las personas LGTBQ, especialmente los transgénero, pueden quedarse sin cobertura de salud si los republicanos destituyen el Affordable Care Act, el cual incluye provisiones en contra de la descriminación.

Los que están atendiendo el llamado:

Los activistas LGBTQ se están organizando para apoyar a los miembros de la comunidad y defender los avances que ganaron durante la administración de Obama. Organizaciones nacionales como the National Center for Transgender Equality y GLAAD han lanzado campañas para monitorear y cuestionar la retórica y las políticas que podrían afectar las vidas de las personas LGBTQ.

Advertisement

Grupos de derechos civiles como the American Civil Liberties Union y el Southern Poverty Law Center también están haciendo un llamado a vigilar las violaciones a los derechos durante la administración de Trump.

Cómo puedes ayudar:

Las donaciones y los voluntarios se han disparado después de la elección. El truco está en retener el apoyo y el entusiasmo una vez que Trump asuma el poder y se empiece a sentir el impacto de sus políticas.

Advertisement

Conocer y apoyar los grupos locales y nacionales que lideran la lucha puede ser un buen comienzo. Denunciar la homofobia y la descriminación en nuestras propias comunidades es crucial. También el escribir a nuestros representantes electos para dejarles bien claro que los estadounidenses LGBTQ merecen la misma protección y los mismos derechos ante la ley.

Checa los siguientes sitios web y artículos:

Lo que sigue en Cómo sobrevivir a Trump: regresa mañana para ver como puedes defender la libertad religiosa ante Trump.