Getty Images

Las remesas que los mexicanos en Estados Unidos envían a México se han disparado en los últimos meses ante las amenazas de Donald Trump.

Los datos más recientes publicados por el Banco de México (BANXICO) muestran que el país recibió más de 2 mil millones de dólares en remesas durante el mes de enero. Los envíos de dinero incrementaron en un 6% de enero del 2016 hasta la fecha, según datos de BANXICO.

Advertisement

La gran mayoría de las remesas que ingresan a México son enviadas desde Estados Unidos.

BANXICO

Varios analistas sugieren que el incremento se debe a los planes del presidente estadounidense de imponer un arancel fronterizo y posiblemente aplicar un impuesto a las remesas para pagar por el muro que quiere construir a lo largo de la frontera con México.

Advertisement

Advertisement

Durante la campaña, Trump incluso dijo que podría bloquear las remesas para obligar al gobierno mexicano a pagar por su muro.

Sin embargo, imponer un impuesto a las remesas no solo afectaría a los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos.

“Un impuesto a las remesas aplicaría para todas las nacionalidades y estados legales”, me dijo Manuel Orozco, especialista en migración y remesas del Inter-American Dialogue think tank. “Pero tendría que ser aprobado por el Congreso porque los impuestos federales están sujetos a ley”.

BANXICO

En el 2015, los inmigrantes en Estados Unidos enviaron aproximadamente 582 mil millones de dólares en remesas, según datos del Centro de Estudios Pew. México fue el país que más recibió remesas de Estados Unidos por encima de China e India. México también fue el país que envió más dinero a Estados Unidos — casi 2 mil millones de dólares.

Advertisement

Las remesas se han convertido en uno de los factores económicos más importantes entre los dos países. En México, las remesas incluso superan los ingresos que obtiene el país por las ventas de petróleo.

Las remesas que entran a Estados Unidos y las que salen a distintos países.
Pew Research Center screenshot

Las remesas se han convertido en una fuente de dinero indispensable para las poblaciones de algunos estados como Guerrero, Michoacán y Oaxaca entre otros. También han impulsado la creación de toda una industria que se dedica a facilitar el envío de dinero.

Advertisement

El gobierno mexicano ha prometido defender el libre flujo de remesas ya que cualquier impuesto tendría efectos severos para la economía de las familias mexicanas. Las personas de escasos recursos serían las más afectadas.

El director del Banco de México, Agustin Carstens, ha dicho que cualquier intento por bloquear las remesas sería una violación a los derechos de propiedad de los inmigrantes en Estados Unidos.

Advertisement

El plan de Trump es cruel y poco viable. Sin embargo, las recientes redadas de inmigrantes han demostrado que la nueva administración está dispuesta a cumplir con algunas de las propuestas más extremas que Trump prometió durante la campaña. Y los mexicanos en Estados Unidos no se quieren esperar a que pase lo peor.

Advertisement

Ahora el miedo y la incertidumbre parecen estar impulsando los flujos de dinero.