AP

Unos 150 estudiantes latinos de la preparatoria Rubidoux en el pueblo de Jurupa Valley, California se salieron de sus salones de clase el pasado viernes para protestar contra los comentarios despectivos de cinco de sus maestros y un consejero. Los empleados de la escuela se burlaron de sus alumnos en las redes sociales por participar en la huelga contra el Presidente Donald Trump conocida como "Un Día Sin Inmigrantes”.

El pasado jueves, el profesor de ciencias sociales Geoffrey Greer publicó algunos mensajes en Facebook acerca de la protesta nacional. "En cuanto al sistema de educación pública, reducir el tamaño de mi clase 50% todo el día sólo sirvió para APOYAR las iniciativas de Trump y demostrar cuánto podrían mejorar las cosas sin tanta gente”, escribió Greer. “Eso es lo que te pasa cuando te unes a algún tipo de causa que sigue la corriente como excusa para ser flojo y/o emborracharse”.

Más del 90% de los 1,600 estudiantes en Rubidoux High son latinos. De hecho, el pueblo tiene una población mayoritariamente latina, informó el diario local The Press Enterprise.

Advertisement

Advertisement

Otros profesores de la escuela también comentaron en el mensaje que Greer publicó en Facebook. El profesor de arte Robin Riggle escribió que el pasado jueves fue "un día muy agradable" sin los estudiantes latinos en su clase. El profesor de ciencias Allen Umbarger afirmó que aquellos que participaron en el boicot nacional fueron "los estudiantes que no pasan sus clases". La consejera Patricia Crawford subrayó que la "cafetería estaba más limpia después del almuerzo", según The Press Enterprise.

Alumnos y ex-alumnos de la prepa afirmaron que estaban sorprendidos y entristecidos por los comentarios de la facultad, personas a las que solían respetar e incluso buscaban para obtener algún consejo.

"Los maestros de Rubidoux que han publicado sentimientos anti-inmigrantes han hecho a su escuela insegura para los jóvenes inmigrantes @JurupaUSD".

"¿Cómo podemos esperar que los niños quieran aprender si las personas que les enseñan desean de que no pasen sus clases".

Advertisement

Advertisement

"Yo pensaba que era muy cool", Yennica Castro, una estudiante de 17 años de edad, le dijo a The Press Enterprise refiriéndose al Profesor Greer. "Pero cuando vi lo que escribió… Creo que es racista".

Bernice Meza, una estudiante con menciones honoríficas, se puso una camiseta el pasado viernes que proclamaba orgullosamente: "muy trabajadora y sobria”.

La administración de la escuela se disculpó rápidamente por el incidente y se desligó de los comentarios inflamatorios hechos por algunos miembros de la facultad. Los seis empleados involucrados fueron suspendidos con paga mientras la administración revisa el incidente.

Algunos estudiantes simplemente querían una disculpa. Algunos incluso mostraron más serenidad que los adultos encargados de cuidarlos.

"Él es el que está causando todo esto", le dijo al periódico Jazmín Lugo, una estudiante de 17 años que culpó a Donald Trump.