AP

El maíz ha sido una de las bases nutricionales más importantes e icónicas de los mexicanos desde los aztecas. Ahora este alimento primordial de México podría ser usado como arma para asestar un severo golpe económico contra varios de los estados que ayudaron catapultar a Donald Trump a la presidencia.

El senador independiente Armando Ríos Piter está por presentar una iniciativa de ley que busca sustituir el maíz que México le compra a Estados Unidos por el maíz que se produce en Canadá, Brasil y Australia entre otros países.

Advertisement

La aprobación de dicha iniciativa podría desatar una ola de desempleo con pérdidas millonarias en las regiones agrícolas de Indiana, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Wisconsin y Iowa. El proyecto de ley incluso disparó alarmas en este último estado.

El senador republicano de Iowa, Chuck Grassley, advirtió que el gobierno federal debe tener cuidado en la negociación de tratados comerciales con México para no incitar este tipo de represalias contra la agricultura. La Asociación de Cultivadores de Maíz de Iowa también está muy al pendiente de la propuesta de ley.

Advertisement

“México compró 1.5 millones toneladas de maíz estadounidense en 2015”, me dijo Ríos Piter en entrevista telefónica. “Eso es 1,600 millones de dólares. Muchas familias del Midwest dependen y viven de eso”.

Advertisement

México es uno de los principales consumidores de maíz estadounidense.

Ríos Piter dice que su proyecto de ley busca mandar un mensaje de fortaleza contra las amenazas y las políticas proteccionistas de Trump. Asegura que la ley podría empujar a la base conservadora del mismo Trump ha presionar a sus representantes locales para que el gobierno estadounidense no se meta en una guerra comercial con México.

“Es un asunto de ida y vuelta”, subraya Ríos Piter. “Debemos ser muy puntuales en cuanto a las consecuencias de atacar a nuestro país”. 

El senador mexicano dice que la propuesta fue sondeada con especialistas en comercio exterior y asegura que “va en serio”.

Advertisement

“Yo no aceptaría el concepto de bluff”, me dijo Ríos Piter sobre la intención de su iniciativa. “Trump no está blofeando; está deportando a personas; está actuando”.

No es claro en qué tipo de pérdidas podría incurrir México si llegara a sustituir el maíz estadounidense por el de otros países. La iniciativa de ley de Ríos Piter también podría tener consecuencias no deseadas para los trabajadores migrantes, quienes laboran en el sector agrícola del vecino país del norte. Más aún, ese tipo de esfuerzos podrían afectar la iniciativa diplomática del gobierno federal de apaciguar a Trump y llevarla bien con él.

Advertisement

Sin embargo, algunos legisladores como Ríos Piter, están demostrando que México tiene dientes y que puede usarlos para perjudicar a la base conservadora Trump. Y ahí, sin duda, le duele al presidente estadounidense.