Captura de imagen de Twitter: @alvelais2

Funcionarios del Instituto de Verificación Administrativa de la Ciudad de México (INVEA) interrumpieron este viernes las operaciones de la famosa taquería El Borrego Viudo para clausurar el establecimiento.

Meyer Klip, titular del INVEA, dijo en entrevista con Radio Fórmula que el local fue clausurado ya que tiene un “problema de uso de suelo”.

Advertisement

Muchos capitalinos consideran a El Borrego Viudo como una de las mejores taquerías de la ciudad. La taquería se ha hecho famosa entre los jóvenes que salen de los bares y discotecas en la madrugada a comer algo. El local esta abierto las 24 horas.

El abogado de la taquería denunció que la agencia gubernamental supuestamente pidió 100 mil pesos para no suspender las actividades del local. También se quejó que decenas de policías armados con escudos y toletes participaron en el operativo de clausura.

Advertisement

Muchos mexicanos también protestaron la clausura de su taquería favorita en las redes sociales y el hashtag #BorregoViudo se hizo tendencia. Algunos le mentaron la madre a la Delegación Miguel Hidalgo por el cierre de la taquería.

Según algunos testimonios, los agentes del INVEA entraron a la taquería para colocar los famosos sellos de clausura que señalan que el establecimiento ha violado la ley. Esto provocó que los trabajadores bloquearan Avenida Revolución por unos minutos para protestar la clausura del local.

Advertisement

Advertisement

Los policías se enfrentaron con los trabajadores y algunos miembros de la comunidad.

Los empleados y representantes de la taquería lograron abrir el restaurante momentos después. Sin embargo, más de cien policías de la Secretaría de Seguridad Pública llegaron en la tarde para clausurarlo de nuevo.

La delegada Xóchitl Gálvez dijo que el INVEA no le informó a la Delegación Miguel Hidalgo sobre los motivos oficiales de la clausura.

Advertisement

En entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva, Gálvez rápidamente se deslindó del operativo y dijo que fue un “exceso” por parte de la agencia. Aeguró que la Delegación está trabajando con las autoridades correspondientes para solucionar el problema y prevenir abusos de la autoridad.

Según la delegada, los encargados del negocio le comunicaron personalmente hace dos semanas que funcionarios del INVEA los amenazaron con clausurar el restaurante supuestamente por vender bebidas alcohólicas.