FUSION/Anna-Catherine Brigida

CIUDAD DE MÉXICO – Miles de estudiantes tomaron el campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) este viernes para denunciar el asesinato de una joven mexicana después de que la policía sugiriera en las redes sociales que el supuesto comportamiento de la víctima tenía algo que ver con su muerte.

“¡Ni una asesinada más!”, coreaban los estudiantes mientras marchaban en Ciudad Universitaria. Cargaban pancartas que leían #NiUnaMenos y #SiMeMatan – hashtag que se volvió tendencia en Twitter la noche anterior para protestar los tuits de la Procuraduría de la Ciudad de México.

Advertisement

El jueves por la noche la procuraduría capitalina usó su cuenta de Twitter para publicar información privada sobre el supuesto comportamiento de la víctima. Miles de usuarios señalaron que la información era irrelevante y hacía parecer que las autoridades estaban culpando a la víctima por su propio asesinato.

Decidimos no reproducir la información que publicó la procuraduría en este artículo.

La protesta del viernes en la UNAM reunió a hombres y mujeres que gritaban “vivas nos queremos”, “ni una asesinada más” y “vamos a luchar”.

Advertisement

Advertisement

“Si me matan seguramente será porque usaba faldas cortas, porque salí de noche, porque todo el tiempo iba sola, porque tenía amigos hombres y no era una conducta moral”, me dijo Aranza Tatiana Sanchez Mejilla, una estudiante de economía de 22 años.

Aranza Tatiana Sanchez Mejilla en la protesta de la UNAM. Foto de Anna-Catherine Brigida.

“Si me matan dirán que soy una mujer mexicana lesbiana, que es artista y que le gusta salir a las fiestas”, me dijo Geugin Santos, una estudiante de arte de 29 años.

“Si me matan van a decir que soy puta, porque me gusta el reggaetón, porque me gusta bailar, porque soy feminista, que bueno que me mataron porque soy una feminazi menos”, me dijo Dulce Maldonado, una estudiante de 22 años. “Van a decir tantas cosas para que la sociedad y la fiscalía misma no investiguen mi caso como ha sucedido con un montón de violaciones y asesinatos de mujeres que han quedado impunes”.

Protesta en la UNAM el 5 de mayo 2017. Foto de Anna-Catherine Brigida.

“Es muy importante que no pasen desapercibidos este tipo de casos porque más allá de la vida personal de las mujeres, tenemos derecho a estar seguras y seguros todos”, me dijo Julia Mendoza Vázquez, una estudiante de literatura y filosofía de 25 años. “La universidad y el gobierno tienen la obligación de garantizar la seguridad”.

Advertisement

Advertisement

El jueves por la noche la procuraduría borró los tuits y emitió una disculpa.

Un representante de la Procuraduría de la Ciudad de México me dijo que por ahora no pueden divulgar información sobre el caso ya que las autoridades continúan con las investigaciones.

Advertisement

El miércoles por la mañana el cuerpo de una mujer que había sido ahorcada con un cable fue encontrado en frente de la facultad de ingeniería de la UNAM. La joven tenía 22 años. Algunos manifestantes han catalogado el asesinato como un feminicidio.

El caso estuvo a punto de convertirse en una estadística más en un país que se ha acostumbrado a los asesinatos de mujeres.

Advertisement

“No es que exista un asesino serial, existe una cultura machista que asesina a sus mujeres”, me dijo Maldonado, la estudiante de 22 años.