Este lunes, varios de los biólogos, ecologistas, y economistas más importantes del mundo se reunieron en el Vaticano para tener una serie de discusiones sobre la relaciones entre la humanidad y la naturaleza.

El Papa Francisco ha convertido a la gestión ambiental en un tema importante para la iglesia católica y la cumbre busca identificar los cambios sociales y económicos que se necesitan para prevenir que la ecología del planeta se destruya e interrumpa en el progreso humano.

Advertisement

La conferencia se ha organizado para darle seguimiento a la encíclica de 2015 que Francisco nombró “Laudato Si” para promover el cuidado por “nuestra casa común”.

Los organizadores de la conferencia sobre Extinción Biológica reconocen que la mitad de las especies en el mundo podrían extinguirse para el año 2100. La ONU ha estimado que la población mundial crecerá hasta 11 mil millones para el año 2100 y los organizadores afirman que se necesita balancear la prosperidad humana con las necesidades de otras especies.

Advertisement

La descripción del taller titulado "Cómo salvar a la naturaleza de la cual dependemos" explica que en un planeta donde la vida ha existido aproximadamente 3.7 mil millones de años, nos estamos acercando hacia una sexta extinción masiva. Esta vez la extinción está siendo impulsada por el impacto de los humanos en el tierra, el cual comenzó hace unos 10,000 años mediante la producción de cultivos y pastoreo.

Advertisement

Los organizadores de la conferencia dijeron lo siguiente:

Se estima que habían 300 millones de personas en el mundo durante el tiempo de Cristo; ahora hay 7.3 mil millones. Casi 11% de la superficie terrestre no cubierta por el hielo se ha convertido en cultivación agropecuaria, otro 20% se usa para el ganado en los pastizales naturales que en su mayoría no son sustentables. Es evidente que muchos de los tipos de organismos que existieron hace 10,000 años ya se han extinguido, y que estamos trabajando con un conjunto reducido de los organismos que existían cuando nuestros antepasados adoptaron pro primera vez la agricultura.

El planeta tiene 250,000 personas adicionales cada día y los retos para mantener un nivel de biodiversidad razonable en el próximo siglo siguen aumentando. “En 1970 estábamos usando aproximadamente el 70% de la capacidad sustentable de la Tierra, y ahora estamos usando casi el 156%”, afirman los organizadores de la conferencia. “Sin embargo, hay 800 millones de personas que sufren de malnutrición crónica y 100 millones al punto de la hambruna".

Unos de los desafíos más grandes para la biodiversidad son los desmontes de tierra para la agricultura y el desarrollo urbano, las especies invasivas, el consumo no sustentable de especies de plantas y animales, y el cambio climático global. Según el último informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), el cambio climático podría destruir 20-40% de toda la biodiversidad en la Tierra a finales de este siglo, independientemente de cualquier otro factor.

Advertisement

“El tejido vivo del mundo, que el Capítulo II de Génesis nos llama a proteger, se está escapando de nuestras manos sin que mostremos mucha preocupación”, dicen los organizadores de la conferencia:

¿Qué significa todo esto para la biodiversidad? ¿Qué significa la biodiversidad para nosotros? En pocas palabras: significa todo. Todos nuestros alimentos provienen directamente o indirectamente de las plantas superiores, de las cuales se estima que hay 425,000 especies. Decenas de miles de estas han sido cultivadas para la alimentación en algún momento por algunas personas. Pero en la actualidad, 103 de ellas producen alrededor del 90% de nuestros alimentos en todo el mundo, mientras que tres tipos de grano, el maíz, el arroz y el trigo, producen alrededor del 60% del total. Tenemos conocimiento detallado de sólo un quinto de las especies de plantas en el mundo, y la mayoría podrían desaparecer de la naturaleza a finales de este siglo.

“Los países ricos occidentales están extrayendo los recursos del planeta y destruyendo los ecosistemas a un ritmo sin precedentes”, el biólogo Paul Ehrlich de la Universidad de Stanford le dijo al diario The Guardian. 

Advertisement

“Queremos construir carreteras por el Serengeti para extraer más minerales raros de la tierra para nuestros teléfonos móviles”, dijo. “Sacamos todos los peces del mar, destruimos los arrecifes de coral y emitimos dióxido de carbono a la atmósfera. Hemos impulsado una extinción masiva. La pregunta es: ¿Cómo la detenemos?”

Este viernes 3 de marzo es el Día Mundial de la Naturaleza. Ojalá los científicos puedan idear para entonces como ayudar al planeta Tierra.

Advertisement

Ari Phillips is a senior editor overseeing Fusion's environmental coverage in the form of Project Earth.