Edel Rodriguez/ Der Spiegel

Edel Rodríguez llegó de Cuba a los Estados Unidos a los nueve años de edad pidiendo asilo político. Huyó de la isla después de que Fidel Castro anunciara el éxodo del Mariel en 1980. Casi 125,000 cubanos salieron del país ante una economía en picada.

Rodríguez y su familia lograron integrarse a Estados Unidos pero los años que vivió bajo la dictadura de Castro marcaron su percepción sobre el mundo por el resto de su vida. Su experiencia también lo inspiró a plasmar sus opiniones políticas en obras de arte. El año pasado, Rodríguez dibujó la imagen de Donald Trump derritiéndose en la portada de la revista TIME.

Advertisement

El artista recientemente volvió a dibujar a Trump para la portada de la revista alemana Der Spiegel como un loco que acaba de degollar a la Estatua de la Libertad. Rodríguez le dijo a Public Radio International que la imagen busca provocar y enojar ya que el tiempo de la sutileza pasó.

Edel Rogriguez/TIME

“No creo que puedes ser sutil con respecto a lo que está pasando ahorita. Creo que fuimos sutiles durante la [elección] primaria”, dijo Rodríguez. “Y por eso, porque los medios lo trataron como un show y no lo tomaron en serio, tenemos el presidente que tenemos ahorita”.

Advertisement

Advertisement

La prensa alemana ha criticado el arte de Rodríguez por supuestamente ser de mal gusto y potencialmente dañar la reputación de Der Spiegel.

Sin embargo, el editor de la revista, Klaus Brinkäumer, ha defendido la portada. Rodríguez, por su parte, asegura que su arte es una respuesta necesaria a las políticas de bullying implementadas por Trump.

“Cuando era un niño, salía afuera y me metía en problemas con alguien”, dijo Rodríguez. “Tal vez me pegaban, y regresaba a mi casa llorando, y mi papá me decía, 'pues ve y pégales más duro la próxima vez'”.