AP

El Consejo Nacional de Inteligencia estadounidense ha publicado este mes un reporte sobre tendencias globales en el cual señala que México podría elegir a un candidato de izquierda en las elecciones presidenciales de 2018.

El reporte titulado “Tendencias Globales: Paradoja del Progreso”  alerta sobre la inestabilidad en la región norteamericana. “Las condiciones económicas y los cambios sociales están surgiendo al mismo tiempo que cae la confianza en la mayoría de los gobiernos”, subraya.

Advertisement

La inteligencia estadounidense asevera que el estancamiento económico, los escándalos de corrupción, la narco-violencia, la depreciación del peso y los cambios en la política exterior de Estados Unidos podrían convertirse en el cóctel perfecto para que “los votantes se inclinen hacia una oposición más de izquierda”.

El reporte advierte que la izquierda podría “echar para atrás” las reformas del Presidente Enrique Peña Nieto, los acuerdos comerciales e implementar políticas proteccionistas como está sucediendo en Estados Unidos.

Advertisement

A pesar de no nombrarlo, los párrafos del reporte parecen aludir a Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia en 2018 y fundador del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA). López Obrador fue el candidato de la izquierda mexicana en 2000 y 2006. Sus críticos lo han llamado populista, “un peligro para México”, y recientemente les gusta compararlo con Trump.

Advertisement

Sus seguidores aplauden su carisma político, sus posturas anti-establishment y sus lemas de campaña como “Primero los pobres”.

En 2006 tras perder una elección muy cerrada, López Obrador denunció un supuesto fraude electoral, mantuvo un plantón de varios meses en la Ciudad de México y se proclamó el “presidente legítimo” — término que generó fuertes críticas y burlas.

Pero ahora López Obrador da un resurgimiento ante un mal manejo de la finanzas del país y un partido en el poder plagado de escándalos. Por ahora el candidato de MORENA mantiene un cómodo margen sobre sus competidores en la mayoría de las encuestas.

Advertisement

El eterno candidato asegura que la tercera es la vencida.