El Senado de Alabama votó este martes a favor de un proyecto de ley para permitirle a una mega-iglesia presbiteriana de la ciudad de Birmingham formar su propio departamento de policía. La Associated Press subrayó que esto jamás se ha visto en Estados Unidos.

El proyecto de ley impulsado por el líder de la mayoría en el Senado, el Republicano J.T. “Jabo” Waggoner (un político ultraconservador cuyo padre estuvo involucrado en varios casos raciales en la década de los sesenta), permitiría a los casi 4 mil miembros de la congregación presbiteriana de Briarwood emplear y compensar a su propia fuerza armada. A principios de este año los legisladores locales presentaron otra iniciativa de ley para permitirle a los miembros de la congregación tener armas y actuar como guardias de seguridad de la mega-iglesia.

Advertisement

En un comunicado publicado en marzo, un administrador de la iglesia le dijo al noticiero NBC News que las fuerza policiaca de la iglesia serviría para prevenir matanzas como la de Sandy Hook en Connecticut y “ataques similares en iglesias y escuelas”.

La sitio web Salon informó a principios de este año que el pastor de la iglesia, Harry Reeder, es un simpatizante de Donald Trump con una visión fundamentalista. Según Salon, Reeder cree que “no hay una división entre lo sagrado y lo secular en el mundo”. También se opone a los matrimonios del mismo sexo y el aborto.

Advertisement

La oficina de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) en Alabama y otros grupos externaron su preocupación ante la creación de una fuerza armada para supuestamente proteger a la iglesia. Los activistas señalaron que esta acción ayudaría más a encubrir crímenes que a prevenirlos. En los últimos años, las fuerzas policiacas de judíos ultra-ortodoxos de Nueva York han sido investigadas por casos de soborno, corrupción y supuestamente agredir a hombres afro-americanos que no estaban armados.

Advertisement

Y esto ocurrió sin que las autoridades les otorgaran todos los poderes y recursos del estado.

“Yo voté para aprobar [el proyecto de ley] en el comité cuando me aseguraron que actuarían como una fuerza policiaca verdadera y no serían una agencia que encubre las cosas”, le dijo el Senador Demócrata de Alabama, Rodger Smitherman, a NBC News.

Por supuesto, ningún departamento de policía en Estados Unidos haría tal cosa.