AP

18 legisladores demócratas han anunciado su apoyo para un proyecto de ley desarrollado por la congresista Yvette Clarke de Brooklyn. La propuesta de Clarke obligaría a los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) a portar cámaras corporales durante las redadas y detenciones de inmigrantes indocumentados.

La propuesta H.R. 1479, también conocida como la “La norma de cámaras corporales para ICE de 2017”, se presentó ante el Congreso de Estados Unidos la semana pasada. Si se aprueba, la ley obligaría a los agentes de ICE a que “sean equipados con cámaras corporales durante el trabajo de campo y los procedimientos de expulsión”. Las nuevas reglas se pondrían en práctica 18 meses después de su aprobación. También requeriría a ICE desarrollar un proceso para el entrenamiento de los agentes que serían equipados con las cámaras corporales. Clarke explicó mediante una publicación en Facebook que la agencia también tendría que crear políticas sobre dónde y cómo se guardarían las grabaciones de las cámaras. ICE tendría que entregar las grabaciones a los inmigrantes que están en proceso de ser deportados para poder ser usadas en la corte.

Advertisement

Al anunciar la propuesta, Clarke — cuyos padres también son inmigrantes— indicó que la campaña de la Casa Blanca contra las comunidades de inmigrantes impulsó la redacción del proyecto de ley.

“Como Donald Trump ha expandido dramáticamente el número de estadounidenses indocumentados que son prioridad para la deportación, muchos inmigrantes en Brooklyn y en todas partes de Estados Unidos temen que [las autoridades] lleguen a sus puertas en medio de la noche”, dijo Clarke. “Tanto estos inmigrantes como los activistas están preocupados por la posibilidad de abusos”.

Advertisement

Todavía no se sabe que efecto las cámaras corporales podrían tener en el trabajo de los agentes migratorios. Clarke subrayó los resultados de una investigación que se llevó a cabo por un grupo de trabajo creado por la administración de Obama. El informe “Siendo policía en el siglo XXI” citó un estudio que concluyó que los policías equipados con cámaras corporales registraron “87.5% menos incidentes de uso de fuerza y 59% menos quejas que los policías sin cámaras”.

Advertisement

“Los inmigrantes y sus familias tienen el derecho al respeto de su humanidad y a todos los derechos establecidos por la ley”, dijo Clarke en un comunicado. “Con la norma de cámaras corporales para ICE de 2017, garantizaremos sus derechos”.

Sin embargo, es poco probable que un Congreso controlado por los republicanos apruebe tal medida.