Imagen via Twitter video

Decenas de activistas bloquearon el acceso a las entradas principales del edificio correccional del Condado de Suffolk en Boston este lunes. Los manifestantes denunciaron el uso de las instalaciones como un centro de detención de inmigrantes indocumentados del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

La protesta fue convocada por Movimiento Cosecha, una organización defensora de los derechos de los inmigrantes. Los activistas cantaron y bailaron mientras bloqueaban las vías de acceso al centro de detención.

Movimiento Cosecha escribió en la página del evento en Facebook que la organización está convocando una “acción coordinada contra el Sistema de Deportación en Massachusetts y todo el país”. La acción del lunes fue parte de una “intensificación hacia el 1 de mayo en Boston” cuando los manifestantes tomarán las calles para la huelga “un día sin inmigrantes”.

Advertisement

Advertisement

El edificio de correcciones del Condado de Suffolk, también conocido como la Cárcel de la Bahía del Sur, ha sido un lugar de contención para los defensores de los inmigrantes por varios años. Una investigación publicada en 2012 por el diario The Boston Globe reveló que los inmigrantes indocumentados fueron detenidos ahí en secreto, sin acceso a una asesoría legal. La cárcel fue el epicentro de una protesta similar en noviembre de 2016.

A medida que transcurrió la protesta este lunes, la policía comenzó a detener a varios activistas que estaban bloqueando las entradas del edifico.

“Mientras que las realidades de las redadas, la represión y las deportaciones no son nada nuevo para nuestra gente, han alcanzado un punto intolerable. El tiempo ha llegado para que los inmigrantes transformen el clima político,” me dijo Rodrigo Saavedra, un organizador de Movimiento Cosecha.

Advertisement

Advertisement

“Cosecha está planeando lo que será la huelga de inmigrantes más grande desde las megamarchas de 2006. Será un Día Sin Inmigrantes: No vamos a trabajar; no vamos a comprar; no vamos a ir a la escuela. En vez de esto, vamos a alzarnos juntos, vamos a marchar juntos y, ante la falta de nuestro trabajo y consumo, seremos reconocidos”, subrayó.

Un vocero del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) escribió en un correo electrónico enviado a Fusion que la agencia gubernamental “respeta completamente el derecho de todas las personas a expresar sus opiniones de manera pacífica y sin interferencia”.